Critica Destructiva


Ryan Adams: De “Heartbreaker” a “Easy Tiger”

Hará un par de semanas que descubrí a este muchacho de Carolina del Norte de 34 años.

No para de sorprenderme, tras abandonar su anterior grupo “Whiskeytown” y sacar en el año 2000 su primer disco en solitario “Heartbreaker” se ha dedicado a despotricar contra su anterior grupo diciendo cosas como “No me gusta nada de lo que hicimos“, también ha empleado tiempo en llevarse a muerte con distintos periodistas, que la verdad, a veces son unos tocapelotas muy grandes.

Ryan en su salsa

Ryan en su salsa

Se ha enamorado y desenamorado, pero sobre todo, lo que más ha hecho son tres cosas: drogarse, recibir palos y escribir canciones. Y parece que las dos primeras son su gasolina para la tercera y no se le da nada mal. Se sienta, escribe rápido y bien y suelta lo que lleva dentro sin problemas.

No he seguido mi rutina habitual de escuchar sus discos en orden cronológico, he escuchado el primero y el último.

Hablaré del primero.

Heartbreaker (2000)

Heartbreaker (2000)

Heartbreaker y en general Ryan Adams o te encanta o te repugna. Personalmente creo que éste es un discazo y aunque aún no haya oído los siguientes en su carrera (tengo muchas ganas de pillar el Gold ) voy asumiendo que no voy a escucharle nada mejor.

Como siempre, es cuestión de gustos, pero si te gusta el rollo Bob Dylan, diríamos que con éste disco el chico se situa como su humilde sucesor en una linea más tradicional de lo que podri¡ía ser, por ejemplo, Bright Eyes.

Salvando un par de cortes, el álbum parece un grandes éxitos, no es demasiado variado, la tónica general son canciones lentas a la acústica, con baterias suaves, pianos y armónicas de acompañamiento, pero donde el protagonismo lo tiene la voz, y lo más importante, las letras. Un disco para escuchar de arriba a abajo.

Un pequeño ejemplo:

Will you comfort me, in my time of need?
Can you take away the pain of a hurtful deeds?
Cause when we need it most, there’s no rain at all
And the dust just settles right there on the feed

Uno le oye cantar así flojito, como tímido, pero con palabra firme y piensa “Joder si no le han dado palos al pobre Ryan”.

En definitiva, es un disco con unos años, seguro que si lo ves por ahi está a un precio tirado.

Easy Tiger (2007) - La mejor portada

Easy Tiger (2007) - La mejor portada

Por otro lado, está su último disco, Easy Tiger. La verdad, no parece ni el mismo tipo, el disco no está mal, pero las canciones parecen, en su mayoría, escritas a desgana, da la impresión de que Ryan se ha acomodado en el rol de cantante, y que lo importante ya no sean las canciones, solo mantenerse vivo en la música.

Leí (no se donde, perdón) que tras una etapa de mucha dependencia a la droga, conciertos supendidos, y en general un estado anímico y de salud lamentables, Ryan Adams habia conseguido salir de todo eso, se había recuperado y Easy Tiger era el resultado de ésta recuperación, ésta nueva etapa de su vida.

Sería triste que necesitasemos a un Adams destrozado por el peso del mundo para que saque lo mejor de si mismo, pero es precisamente lo que su último disco evidencia.

Un saludo.

Anuncios